Jueves 24 de Abril de 2014 / / San Luis Potosí
Siguenos
Las enfermedades del Siglo XXI

El ritmo acelerado que se vive en las ciudades y los malos hábitos alimenticios, son factores que inciden en la presencia de estos padecimientos.
Plano Informativo | 11/04/2011 |

“Estoy estresado, tengo ansiedad, me siento deprimido” son términos que alguna vez hemos usado. Asimismo, todos conocemos alguien cercano que los padece.

El ritmo acelerado que se vive en las ciudades, la contaminación, los malos hábitos alimenticios, el sedentarismo y las aglomeraciones, son factores que inciden en la presencia de estos padecimientos.

Según la Organización Mundial de la Salud, estos trastornos modernos suponen el 12 %  de lo que se conoce como enfermedades y trastornos del siglo XXI, y pueden llegar a ser muy limitantes para quién los sufre.

Actualmente entre un 35 y 50 por ciento de las personas que padecen alguno de estos trastornos, no han sido diagnosticados ni tratados, lo cual supone un problema muy grave, pues van desde leves hasta graves, y pueden reducir la calidad de vida de quién los sufre de manera drástica.

El estrés está presente en nuestras vidas y  es normal en pequeña medida, pues es un mecanismo de defensa del organismo ante amenazas externas. No obstante en exceso, es el primer paso para padecer la ansiedad.

La persona que sufre ansiedad tiene miedo continuo a sufrir, no controla su vida y padece un grado de desesperación importante.

Luego le sigue la depresión, que la psiquiatría la define como un trastorno del estado de ánimo; su síntoma habitual es un estado de abatimiento e infelicidad que puede ser transitorio o permanente.

Éstas son algunas recomendaciones para no padecer estrés:

1. Practique técnicas de respiración, inhalar y exhalar.

2. Prever, organizar y planear las actividades.

3. Ejercicio regular, si es del gusto de la gente bailar o caminar.

4. Tener pasatiempos, leer, coser, cocinar, jardinería etc.

5. Buenas relaciones interpersonales, una buena plática con un amigo es de gran ayuda.

6. Meditación, yoga, y técnicas de relajación.

7. De ser posible, un cambio de peinado, de vestido, resultan útiles.

8. Contacto con la naturaleza.

9. Sacar las emociones de manera positiva.

10. Comer saludablemente.

11. Dormir bien.

Podemos señalar que los tres trastornos tienen una incidencia cada vez mayor, y que es fundamental acudir al médico especialista si cree que puede estar afectado por alguno de éstos, ya que son patologías que se pueden tratar, superar y hacer que usted se sienta mucho mejor.

-PUBLICIDAD-